Un consejo para las que empezáis: no tenséis demasiado los puntos

Tejemos como somos. A las más inquietas les gusta terminar una prenda cuanto antes y quieren saber más sobre nuevos diseños, speed knitting y cómo tejer un gran proyecto en dos días; otras prefieren deshacer la labor y volver a empezar cien veces antes que dejar  las más mínima imperfección. Eso es lo bonito del knitting: que cada vez que alguien termina de trabajar en su diseño, ha creado una prenda única.

Tejiendo un diseño Knitting Point en lana gris carbón


Sin embargo sí queremos detenernos a hablar un poco en torno a la tensión a la hora de tejer, sobre todo para dar algún consejo a principiantes. El knitting no es una ciencia exacta y sería inútil ahora mismo deciros nada más que: “ tened cuidado con la tensión de los puntos”.

Tanto al montar los puntos como al tejer del derecho o del revés, conviene recordar que no hay que tensar en exceso los puntos. Primero porque , si tensamos demasiado, corremos el riesgo de que luego al tejer un punto nos cueste más esfuerzo del debido. En segundo lugar, porque de cara a que la labor nos quede uniforme, lo mejor es asegurarnos de que somos conscientes en todo momento de cómo estamos tejiendo. Por último, porque, al ejercer más tensión de la debida, consumiremos más lana de la inicialmente proyectada en función de las dimensiones de la prenda.

Al cerrar un punto hay que asegurarse de que la lana se ciñe en torno a las agujas sin apretar. Sí, esto es algo ambiguo, pero la experiencia nos dice que es la mejor manera de explicarlo. Si luego cuesta hacer correr los puntos por la aguja querrá decir que hemos tensado demasiado, así que lo mejor que podéis hacer es simplemente tirar un poco de la hebra hasta que que rodea la aguja completamente, sin apretar.

Simplemente tenedlo en cuenta y veréis cómo notáis mejores resultados.

 

Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario