Técnicas que no encontrarás en los libros

Hay algunas cosas que quizá deberías tener en cuenta antes de ponerte a tejer y que no encontrarás en vídeos de YouTube o libros. Son cosas que se aprenden con la práctica y que tú, sin lugar a dudas, las aprenderías por tu cuenta en cuanto te sentaras unas horas a hacer punto.

Ponte cómoda. La postura es muy importante a la hora de tejer. Y no me refiero a la postura de las manos, sino de todo el cuerpo. Busca un asiento cómodo, con buena iluminación para poder ver bien lo que haces. Coloca bien la espalda porque tejer llevar tiempo y acabarás con agujetas si no tienes buena postura.

No tenses la labor.  En nuestros tutoriales siempre verás que decimos que cierres los puntos sin apretar. Si no quieres acabar peleándote con la lana para abrir un hueco por el que pasar la aguja, será mejor que dejes que la hebra fluya. Te hará el trabajo más fácil y los puntos quedarán más regulares si lo haces así.

Revisa con frecuencia. Recuerda llevar la cuenta de las vueltas y contar los puntos que tienes en la aguja de vez en cuando. No es extraño, en knitters principiantes, que se creen o desaparezcan puntos en el proceso.

No tengas miedo de cometer un error.  Lo bueno del knitting es que cometer errores es tan fácil como enmendarlos. En el peor de los casos tendrás que deshacer un par de puntos, una vuelta o varias vueltas (recuerda que en nuestros tutoriales te explicamos cómo deshacer puntos), pero rara vez harás nada que no se pueda corregir.

Si te fijas, casi todos los consejos vienen a decir lo mismo: relájate, fluye, concéntrate en tu labor. En Knitting Point creemos que tejer es un proceso del que se puede disfrutar y no ese engorroso tiempo de espera que pasas hasta que tienes unos guantes.

 

 

Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario